1. Hacer amistades que durarán una vida entera con la persona que está frente a ti en la fila del supermercado.

Taggea a la señora de los pimentones que ahora es la madrina de tu hija. ❤️❤️❤️

  1. Salir a bailar.

¿Dónde está el Joe Arroyo cuando ponen a The Village People por quinta vez?

  1. Vivir en el país con más días festivos en el mundo.

Y la crueldad de tus familiares que con una sonrisa burlona te preguntan que haces en la oficina un lunes festivo.

  1. Los domicilios.

No hay nada más triste que el momento en el que te enteras que McDonald’s no hace domicilios en todo el mundo.

  1. La tienda de la esquina.

Coca-Cola litro y medio: 2500 pesos. Leche Alpina 2000 pesos. Dos huevos: 400 pesos. Que la tienda esté para ti cuando más lo necesitas no tiene precio.

  1.  Los locutores de fútbol.

Según el reglamento de la FCF la cantada de gol no cuenta si no tiene una duración mínima de 5 minutos.

  1.  Empanadas.

¿Necesito decir algo más?

  1.  El milo.

¡¡¡PORQUE EL NESQUIK NO ES LO MISMO!!! 😭

  1. La chocolatina Jet.

Puede que sean considerados los mejores del mundo pero apuesto la vida a que ningún chocolate suizo viene con una laminita de animal.

  1. El celador.

Más que un simple protector, es aquella persona en la que puedes confiar para que te de las primicias noticiosas del edificio.